Archivo de la etiqueta: un corazón

Vídeo de la semana. Río de Dios

En el vídeo de la semana hoy con Un corazón. Río

Hola a todos y feliz fin de semana. Por aquí en Barcelona, comarca donde vivo, se aproxima el calor de verano, después de un tiempo revuelto.

Hoy os traigo un vídeo con un titulo sugerente para estas fechas calurosas. Río, no de reir, sino de río de agua que fluye por las venas de esta tierra, regándola y haciéndola fértil.

Es algo parecido lo que nos narra esta canción. Pero a través de la fe en Dios.

En este tiempo de pandemia, donde todos nos hemos visto contra las cuerdas, en muchas situaciones y seguro que nos han pedido muchas veces ayuda. Y seguro que nos hemos desesperado y angustiado. Y seguro que hemos rezado y hemos buscado como escuchar la Palabra de Dios y celebrar la Eucaristia.

Y seguro, que en medio de todas estas dificultades, hemos encontrado ese camino, que nos lleva a Dios y nos hace ser testigos de él y al mismo tiempo apóstoles, haciendo presente su palabra en el mundo, con nuestras obras.

Y por ello, todos nosotros que vivimos la fe y hacemos que esta se haga presente aquellos que nos rodean somos ese rio, que da vida a una tierra seca y esteril. Que busca y necesita alguien que les ayude y les alivie en sus cargas diarias. En su pena por haber perdido un ser querido. Por la falta de dinero y muchas otras cosas.

Nosotros, los cristianos, no solo de palabra, si no de obras, somos ese río del que habla esta canción. Por todo ello da gracias a Dios, por no ser escándalo. Por haber sido escogido por él, para dar esa palabra y ese cobijo al necesitado.

Pues somos testigos de ese amor de Dios, del que tanto se habla y que pocos experimentamos. Y por ello somos llamados Hijos de Dios. Coherederos de Cristo y luz para el mundo.

Aunque nosotros también seamos probados, para no creernos mejores. Si no para compartir con nuestro hermano, sus propias penurias y necesidades.

¿Como si no se mostrará Dios al mundo, a través de nosotros?

¡La paz de Cristo con todos vosotros!

Siempre más. Vídeo de la semana.

Siempre más con «Un corazón» y «Liwing»

Buenas tardes a todos.

Hoy viernes, es el primer día del confinamiento perimetral de Catalunya, mi tierra y el confinamiento de fin de semana municipal. Todo ello por culpa de la escalada de contagios por covid en España y Catalunya.

Todo ello nos puede causar desanimo y nos causa. Comercios cerrados. Más penuria económica. Más negocios cerrados. Más parados. En España suben los impuestos para pagar toda la factura del estado, en vez de bajarlos y ayudarnos a todos con las penurias que vienen.

Como dice la canción, «a veces no puedo más» y deseo tirar la toalla, decir basta y salir a manifestarme,a descargar mi rabia y frustración en otros. En aquellos que considero más débiles o culpables de lo que ocurre. Quemar contenedores, romper los cristales de los comercios y saquearlos. Pero ¿qué nos llevará todas estas acciones, si no a más dolor y temor?

Cuando me vence el desanimo, como dice la canción, me vuelvo hacía el Señor. Busco su compañía, su intimidad y su amor y comprensión. Lloro por dentro, le cuento lo que me pasa y levanto mis ojos a él y mi corazón reconoce que solo él nos puede ayudar. Como siempre ha echo con los suyos. Aunque pasemos por valles de lágrimas. Y esto es lo que nos toca.

No se cual será vuestra situación o la de algún conocido, pero os invito a rezar, a orar a Dios y explicarle lo que te preocupa, tus angustias y dolores y tus temores. Vacíate en él y no en los demás. Y espera en él. Pídele que te ilumine el camino a seguir y estate atento a su acción.

Mi experiencia, es que la ayuda siempre llega y no siempre de donde esperamos que llegue.

Dios siempre da más, «siempre más» dice la canción. No falla. Espera en el Señor y él actuará. Y mientras eso pasa, cuida de los tuyos, trabaja, ve a la escuela, ama, canta, reza, ve a misa, confiésate y no destruyas nada. Forma parte de la creación, que todo lo hace nuevo, todo lo recrea.

Y el Señor se aproximará a tu corazón, a través de tu humildad. No hay recetas mágicas. Nos toca vivir lo que vivimos y con lo que tenemos ir hacía a delante.

Pero tu, solo tu decides como hacerlo. ¡La paz de Cristo esté con vosotros!

Príncipe de paz. Vídeo de la semana.

Hoy os traigo un vídeo, que espero sea un impas en nuestra vida de fe y nos permita ver más halla de nuestro sufrimiento inmediato. El vídeo se llama «Príncipe de paz».

Vivimos tiempos, en que nos falta, el dinero para compara comida, pagar impuestos, recibos, vestidos, clases. Mientras vemos que otros lo tienen todo con nuestros impuestos y no dejan de criticarse unos a otros, sin importarles lo que le ocurra a la ciudadanía.

Pero esto, también pasa en nuestras empresas, algunos son despedidos, otros siguen teniendo su puesto y su paga, descubrimos que la empresa tiene beneficios. Y todos queremos justicia.

En nuestro micro mundo, todos gritamos al cielo por nuestras necesidades ¿Qué haríamos para cubrirlas? o ¿Que estamos haciendo?.

Cristo vino pobre y experimento la pobreza, la necesidad, el desprecio de aquellos que lo tienen todo. Como tu y yo. Y no vino a impartir justicia, si no a decirnos que perdonásemos, que amasemos aquellos que tienen de todo y no dan más de si. No son capaces de dar ni un mendrugo de pan.

Y el Señor nos invita a ser como niños, a confiar solo en Él. Pues muchos te dirán como vivir una vida de riquezas. Pero te ocurrirá lo mismo que aquellos que criticas. Te olvidarás del otro.

Por eso a Cristo se le llama Príncipe de Paz. Por que no le declaró la guerra a nadie. Si no que nos hacía mirar al cielo con sus milagros y palabras y su manera de vivir.

Dios ya sabe de las necesidades de nuestras familias y está pendiente de ellas.

Siempre, la guerra está en nuestro corazón y nuestra boca lo expresa con los insultos y el juicio y la critica. Y también aparece en nuestras acciones, el robo, la violencia, el menosprecio. Por que detrás de ello está nuestro yo.

Ahora estamos en un tiempo que nos invita a «ser yo el primero en salvarse». Pero la realidad, es que estamos en medio de una crisis financiera global y una crisis humanitaria, generalizada en todos los países del mundo.

Ahora es tiempo de orar por la paz, no solo de nuestro corazón, si no tambien la paz entre los países y la paz entre castas sociales. Por que hay que unirnos para hacer frente a esta crisis que vivimos y que nos afecta a todos, incluido a nuestro planeta. Que una vez más a demostrado, que si nosotros faltamos, el sobrevivirá.

Por todo ello. hoy este vídeo. Príncipe de Paz. Para vosotros la paz de Cristo.