Archivo de la etiqueta: Jon Carlo

Si me preguntaras. Vídeo de la semana.

En el vídeo de la semana con Jon Carlo le decimos a Jesús «Si me preguntaras».

Hola a todos y Feliz Pascua de Resurrección.

Espero que hallais tenido una buena celebración Pascual a pesar del covid y todas las restricciones que vivimos por ello.

A mi este año me a pillado totalmente descolocado. Por una parte este es el primer año que celebro Pascua de Resurrección sin mi padre, fallecido hace ya más de un año, justo antes de confinarnos en España, por culpa de un cáncer y mi querida hermana, haces pocos meses, debido a una enfermedad incurable del corazón.

Por otro lado en apenas un mes, mis catequistas me incorporaron en el grupo de catequistas de mi comunidad, esto fue en el anuncio de Cuaresma y me vi inmerso en unas catequesis para formar una nueva comunidad a la semana siguiente. Y luego cuando vinieron hacernos el anuncio de Pascua, me pusieron como responsable de los salmistas de las comunidades de mi parroquia. Por cierto soy del Camino Neocatecumenal. Nunca os lo he dicho, no por sentir vergüenza de ello, si n o por que no creo que esto sea importante o relevante para lo que hago en esta web.

Así que como responsable de los salmitas, me vi organizando la celebración Pascual con ellos y llevando las riendas de los cantos de mi comunidad. Sin yo haberme postulado para ello.

Pero hablemos de lo que importa. Estamos en la semana de la alegría. Alegría por que nuestro Señor Jesús a resucitado y no está muerto. Algo imposible humanamente, como su concepción y que muchos de los que conocemos, seguro que se burlan de nosotros por ser crédulos. Por que hasta los apóstoles no creyeron hasta que no lo vieron resucitado, entre ellos.

Hoy e puesto este vídeo «Si me preguntaras» por que lo estaba escuchando y me veía a los pies de este Cristo crucificado y muerto por mi, viendo lo ingrato que soy y mis muchos pecados y confesándole mi pobreza. Rindiéndome, de nuevo a su bondad.

No es fácil rendirse al otro. reconocer nuestros errores y pecados y menos si hemos despreciado al otro hasta la muerte.

Estaba escuchando esta canción y me veía al mismo tiempo alabando a Dios por su inmenso amor. Un amor que nuestra mente humana no puede abarcar. Pero que está presente en nuestro alrededor. En la misma naturaleza de este planeta y en todo el universo.

Y me pregunto, no por primera vez, ¿Por qué nos ama tanto nuestro Dios? ¿Por qué su hijo le obedeció hasta la muerte, cuando yo no soy capaz de obedecer muchas veces? ¿Por qué a pesar de todo ello, me revelo contra este amor, que viene a salvarme y sacarme de mis miserias? ¿Por qué soy tan ingrato?

Por que todo esto está en nuestra naturaleza. Somos descendientes del pecado original. Aquel pecado que incurrieron nuestros primeros padres y que hoy está tan vigente en nuestra sociedad. El querer ser iguales que Dios y decirle que no lo necesitamos.

Pero hay algo en lo que no podremos igualar a Dios. Podemos crear vida en una probeta. Construir altos edificios y monumentos. Crear inteligencia artificial. Pero lo que no podemos hacer es amarnos los unos a los otros. Por que nadie nos lo ha enseñado. Por que nadie sabe como hacerlo. Solo Dios. Solo en la Iglesia de Cristo se nos enseña esto.

En el mundo nos enseñan a defender nuestros intereses. A luchar por lo que consideramos que nos merecemos, a ser los primeros. Pero nunca a compartir. A darnos al otro. Solo aquellos que sufrieron la desdicha de una guerra y sus consecuencias, saben lo que es pasar penurias y su corazón está más abierto a dar que los demás.

Podemos inventar y crear cualquier cosa, menos el amor. Por que al separarnos de Dios. Al creer que no lo necesitamos, se nos nubla la razón y nuestro corazón se endurece. Todo lo pasamos por la razón y no vemos aquellas maravillas que el Señor nos ha regalado gratuitamente.

SI hoy Cristo Resucitado viniese en medio de nuestra vida, como hizo con los discípulos y nos preguntase como estamos ¿lo veríamos? ¿sabríamos que es él? Y si lo supiéramos ¿Qué le diríamos?

Esto nos deberíamos preguntar en esta semana de alegría por que Cristo venció la muerte por todos nosotros.

¡Que la paz de Cristo esté con vosotros!

Ella. Vídeo de la semana. Adviento

Vídeo de la semana 1 de Adviento con Jon Carlo, Joan Sanchez y Alex el Negro de la Cruz.

Hola a todos, estamos en Adviento, en la primera semana de este tiempo, para ser más exactos. El vídeo que os traigo hoy está dedicado a la Virgen María y se titula «Ella».

Me a parecido adecuado poner este vídeo en la primera semana de Adviento, por que si no fuera por Ella, La Virgen María, hoy la Iglesia no existiría.

En este tiempo, nos preparamos para la venido del Señor a nuestro mundo y en especial y más concretamente, dentro de nosotros. En nuestro pesebre, en medio de nuestra pobreza y debilidad. Que és donde puede nacer.

Desde los principios de los tiempos, Dios ya preparaba la venida de su hijo. Se lo anuncio a los profetas y al patriarca Abraham. Y entre todas las preparaciones, moldeo a la Virgen María, para que dijera si, a su ángel y a su voluntad. Esto es posible por que Dios lo puede todo, es nuestro creador y nosotros sus creaturas.

Algunos dicen, que si no hubiera sido María, hubiera sido otra persona. Otra mujer, con otro nombre. Pero Dios preparó a esta mujer, con este nombre, para que su hijo naciera. Y en medio del caos y violencia de ese mundo, en un portal de Belén, rodeado de las bestias de la cuadra, en medio del estiercol y la paja y orines de los animales, nació Jesús.

A María que se considera la Madre de la Iglesia. Una Iglesia, muchas veces menos preciada por esta sociedad, como la mujer de ahora, que tanto lucha por sus derechos.

Una Iglesia utilizado por políticos y gente de todas clases, que vienen hacerse la foto con el actual Papa y decirles a los suyos, que ellos son buenos.

Una Iglesia incomprendida, a la que dicen que no es moderna, no va con los tiempos que corren. Como a muchas mujeres, que no son capaces de hacer, aquello que sus hombres o la sociedad les pide, que deben hacer, para ser una mujer moderna.

Una Iglesia, que como las mujeres de todos los tiempos, aman a sus hijos y hacen lo imposible por ayudarles. Por llevarles por el buen camino, para que sean buenos hombres y mujeres, para esta sociedad.

Cuantas similitudes, entre María, la Iglesia y la mujer del mundo actual. Como dice la canción de hoy (Ella) me enamora, por que siempre está ahí. Ella me acompaña en mi sufrimiento. Me lleva hasta Jesús su hijo. Reconoce que hay un Dios que todo lo puede, que es más que cualquier otro poder en la tierra, al cual nos vemos sometidos todos.

La Virgen María es el ejemplo de amor, entrega y humildad, que todos los cristianos debemos tener presentes en nuestras vidas y hacía la cual debemos abrir nuestros corazones.

Ella es la puerta hacía Dios y hacia este tiempo de Adviento. Sin ella, la Iglesia no sería la misma. Por que toda familia necesita una Madre, como necesita un Padre.

Sed felices y abrid vuestro corazón para que Cristo nazca en nuestro pesebre interior. ¡La paz esté con vosotros!

Vídeo de la semana. No te vayas

Hola a todos y ¡Feliz viernes en Cristo!

Hoy os traigo una oración hecha canción «No te vayas». ¿Quién pide al Señor que no se marche? Pues aquellos que hemos degustado su amor y su presencia en nuestras vidas. No como un reflejo de las palabras de alguien, sino como una presencia real en nuestro día a día.

Cuando Cristo murió en la cruz y los discípulos iban de camino, se les apareció Jesús y les hablaba de tal manera, que sus corazones se encendieron, aunque sus ojos no lo reconocieron en ese momento. Pero cuando dijo que tenía que seguir su camino y dejarlos, los discípulos le rogaron que se quedara con ellos.

En nuestros días, con tanto ruido y malas noticias sobre la Iglesia Católica, es difícil ver a Jesús resucitado hablándonos en nuestras vidas. Es difícil ver, quien es el mensajero de Dios, si luego sus vidas no son ejemplares.

Pero siempre hay mensajeros de Cristo por todo el mundo. ¡Auténticos! Que no se venden, ni venden su primogenitura por el dinero, el poder, el ser. Y por ello sufren persecuciones. Porque aquellos que realmente creen, son una luz en medio de la oscuridad. ¿De qué oscuridad estoy hablando? De la corrupción, el egoísmo, el afán de dinero, el acusar falsamente a otros por los intereses de uno, entre otras cosas.

Hay unas palabras en la biblia que dicen «Hay de aquel de quien todos hablan bien» ¿Porqué? Por que todos somos pecadores y todos nos equivocamos y discutimos y maltratamos al prójimo. No somos inocentes. «Solo Dios es bueno» Dije Jesucristo cuando le llaman «Maestro bueno». Por que él en nuestra carne,  experimenta nuestra realidad.

Si realmente has visto la acción de Dios en tu vida o en la vida de alguien cercano y deseas que te pase lo mismo. Deseas encontrar esa paz, que solo Dios da. Entonces grita desde lo profundo de tu corazón «No te vayas» ¡Te necesito! ¡Ven, quédate conmigo y compartamos el fuego de mi hogar! Por que necesito de una voz amiga. Seguramente, si lo haces con sinceridad y el corazón humilde, Dios se quedará contigo y conversará contigo.

En medio de la infidelidad del Pueblo de Israel, Dios, siempre se reserva un resto. Siempre hay un resto que es fiel a Dios. Y ese resto, da un autentico testimonio de que Dios existe. ¡Descubrelos a tu alrededor!

¡La paz de Dios este con todos vosotros!