Archivo de la etiqueta: barcelonacatolica

Tu amor es infinito. Vídeo de la semana.

Vídeo de la semana. Infinito.

Buenos días y feliz jueves. Después de unas estupendas y merecidas vacaciones, ya estoy de vuelta con todos vosotros, con una hermosa canción «Infinito».

Es una canción dedicado al amor infinito que Dios tiene hacía sus creaturas, que somos, todos nosotros. No importa si creemos o no, en él. Dios nos ama inmensamente. Con una capacidad que nosotros, no somos capaces de entender, pues amamos de una manera humana. A través de nuestras imperfecciones, pecados y debilidades.

Por mucho que deseemos ser perfectos, no lo somos, ni lo seremos nunca. Siempre desobedeceremos, iremos a la nuestra, buscando nuestra propia satisfacción. Tenemos un ejemplo claro en todos aquellos que desobedecen a las autoridades haciendo reuniones, sin mascarillas, ni distancia social, en esta pandemia del covid.

En ellos, podemos ver nuestro egoísmo. Muchos se preguntarán ¿Por qué escogemos seguir a Dios y no a cualquier otro guru, que nos dice como tener éxito, en nuestra vida?

Os cuento mi elección, que espero os sirva a todos. Llevo toda mi vida viendo los abusos de poder, de aquellos que tienen algún tipo de poder sobre las personas y como al final, confunden el bien propio, con el bien común. Cuando lo único que edifican, es lo que ellos quieren.

También e visto esto, en personas dentro de la Iglesia, que hablan de la voluntad de Dios, cuando solo quieren, que lo demás hagan lo que ellos desean.

¿Donde creeis que he encontrado la paz? En la Iglesia. En la comunión interior con Dios. En ese acercamiento de mi persona hacia él, en mi pobreza, cuando yo no era nada, estaba deprimido y me sentía completamente solo.

Mi acercamiento a él, no fue, por que me diese dinero o poder, sino por que era pobre de espíritu, estaba ciego en los ojos de mi corazón y estaba desnudo ante mis propios ojos. Pero como el hijo prodigo, que cuando vuelve a su padre le dice «no merezco ser llamado hijo tuyo», el Padre del cielo, me volvió acoger y me volvió a entregar a su hijo. Pan de vida y fuente de salvación. He hice Pascua con él. No en una celebración, una vez al año. Si no en mi corazón.

Y si, siguen habiendo las mismas actitudes, en las mismas personas que me rodean y en la sociedad, pero yo sigo otro camino, en medio de mi realidad de pecado y de limitación, como ser humano.

¿Sabeis como e pasado estas tres semana de vacaciones? Dos de ellas, ayudando a mi madre, en casa, hacer reformas. Tirando trastos viejos y pintando cosas que se debían pintar. Por que mi padre ya no está con nosotros.

¿Por qué hago esto? ¿Por que con el covid no se puede viajar lejos? La respuesta la teneis en lo escrito anteriormente. Por respeto a mi madre y mi padre, por tanto que han echo por mi, cuando yo estaba ciego y solo veía mi interés.

Y esto con la fuerza que me a dado, mi Padre del cielo, durante todos estos años, para sobrellevar y sobreponerme a la muerte de mi padre. Y por que tengo la certeza que mi padre de la tierra, está con mi Padre del cielo, descansando de todas sus penurias. No por que él sea un santo, si no por la misericordia de Dios y su amor infinito hacía mi familia y hacía mi. Por habernos reconstruido.

Si, el amor de Dios es infinito. Y si en vez de revolcarnos, una y otra vez en lo mismo. Mintiendo y mintiéndonos a nosotros mismo, sobre lo buenos que somos y escandalizando por ello a los pequeños, nos volvemos hacía Dios, con el corazón quebrantado y con humildad y lo acogemos de veras en nuestro interior y dejamos que actue, que nos habra nuestros oídos y nuestro corazón a Él y su palabra. Veremos que su amor infinito nos rodea y envuelve, día a día. Y descubriremos esos pequeños milagros cotidianos, que construirán nuestra fe.

La paz quede con todos vosotros. Y felices vacaciones y buen retorno a la normalidad a todos.

Vídeo de la semana. Sopla. Un hermoso canto

Buenos días a todos, hoy vamos hablar del Espíritu Santo. Para ello os traigo una hermosa canción, que en los tiempos que estoy, me a llenado de alegría.

El vídeo de esta semana es una oración, en la cual pedimos a Dios que sople su Espíritu Santo sobre la tierra y la llene de su bondad. Pero la verdad es que pocos lo vamos a recibir, porque queremos recibirlo. El resto cree que es una patraña o que no sirve para la vida diaria.

En el momento actual en el que vivo, me pregunto ¿Porqué hay personas que utilizan la Iglesia para esconder sus triquiñuelas y barbaridades? Me es doloroso contemplar, como personas, que dicen seguir a Dios, lo único que hacen es seguirse a sí mismos y olvidarse de lo que Jesús nos dijo, llevando a la Iglesia a un nuevo escandalo.

Bien que somos pecadores. Pero el no aceptar que los sacramentos y la palabra de Dios nos cambien y nos Cristifique, nos advierte que son o somos unos orgullosos en extremo. Soberbios sobremanera y que solo nos importa nuestro bienestar.

Por eso pedir a Dios que sople su Espíritu Santo me llena de paz y alegría y me hace pensar, que aquellos que intentamos guardar las enseñanzas de Jesús, debemos dejarnos penetrar por este Espíritu, que tanto cambió a los apóstoles.

Porqué de la misma manera nosotros nos alejamos de las enseñanzas de Jesús y debemos volver a ser sanados y tornar al buen camino. La sociedad hoy en día, esta alejada de Dios y la Iglesia y nos devuelve y nos alienta con su incredulidad .

Y nosotros debemos luchar con las armas que nos pone la Iglesia, no solo por nuestra fe, sino por transmitir este mensaje de paz y amor a todos los hombre. Sabiendo que muchos de ellos no lo acogerán y otros pensarán que hacen bien persiguiéndonos.

Pero este mismo Espíritu que hace crecer en nosotros la caridad. Nos enseña a seguir en nuestro núcleo de actividad, como corresponde a un cristiano.

¡La paz de Cristo con todos vosotros!

Reflexión sobre el cambio climático y los muertos en el Mediterráneo

Hola a todos

En este tiempo de verano, llevamos varias semanas escuchando noticias sobre los cambios en el clima, debido a la actividad humana y como esta afecta a nuestro planeta.

Descubrimos la semana pasada que ya hemos agotado los recursos, que nuestro planeta puede soportar, para regenerarse.

Escuchamos que cada conferencia sobre la lucha contra el cambio climático fracasa, porque hay países grandes que no se suman, por el poder económico de los bloques económicos que rigen la economía mundial.

Vemos crecer el populismo, en países poderosos, que solo incitan al aislamiento de dicho país y el mostrarse fuertes hacía los demás.

Vemos como mueren en nuestro Mediterráneo, personas que huyen de sus países., buscando fortuna en Europa y esta les cierra las puertas. Los deja morir en nuestro querido y maltrecho mar.

¡¿Qué une todo ello?! El pensar solo en nosotros mismos. El pensar, como hace años, cuando creíamos que el mundo era enorme y no podríamos agotar sus recursos. ¡Seguimos pensando como a los principios del siglo pasado! Pero hemos olvidado, que ahora, nuestro planeta se ha hecho pequeño.

¡Si, es pequeño! Es una gran y maravillosa nave espacial, que nos lleva a sus lomos, a unas velocidades de vértigo, en un universo infinito. Ya casi no quedan lugares por explorar, ni misterios que resolver. Solo queda uno. ¡Como abrir nuestro corazón!

Muchos pensarán que la Iglesia, el la actualidad es caduca. ¡Que hay que reformarla! Pero su mensaje es actual y muy vivo. Porque la Iglesia nos llama, siempre, a abrir nuestros ojos y corazones al prójimo, a cuidar los unos de los otros. ¡A compartir y darse a los demás!

Y como no hagamos esto. Como no sepamos ver más halla de nuestros intereses de poder, dinero y ser. Nos autodestruiremos a nosotros mismos. ¡Ya lo estamos haciendo! ¡Las noticias de los efectos de la actividad humana en el planeta, son terribles y afectan a todos nuestros ecosistemas!

Si. Estamos averiando nuestra nave espacial. ¿Y luego qué? ¿Como vamos a reparar un ser vivo?

Aún estamos a tiempo. Falta que los poderes económicos empiecen a mirar hacía nuevas formas de hacer dinero, que nos ayuden a salvar la tierra y a la humanidad. Hay que cambiar el poder, el dinero, el ser, por comprensión, hermandad y unión. ¡Hay que rezar y actuar por ello!

La Europa se unió, hace ya años, para crear un lugar donde pudiéramos mercadear y viajar libremente. Pensamos que unidos, seríamos más fuertes y tendríamos más posibilidades. Y así a sido durante años.

Ahora los ingleses quieren marcharse, si o si, de esta Unión Europea. Pero esto les va a costar mucho más de lo que piensan. Porque siguen creyendo que solos les irá mejor. Pero esto no solo pasa a gran escala.

Miremos en nuestros templos o grupos de fe. Siempre hay alguno que quiere controlarlo, sobresalir e imponer su voluntad, disfrazándola de ser uno de los favorecidos de Dios. Pero lo que hace es olvidarse de lo que Jesús nos predicó. El amor y el perdón. La comprensión y la igualdad entre clases sociales.

Hay que mirarnos los unos a los otros y comprender que no podemos hacer nada como individuos. Debemos hacerlo como colectivo. Como un solo cuerpo, debemos impedir que este mundo se muera y nosotros con el. Porque si esto pasa, se acabará el dinero y todo lo demás.

Como personas podemos reciclar y obligar a nuestros políticos de nuestras ciudades, que transmitan aquellos que están en los diversos gobiernos, la necesidad de ayudarnos y la necesidad de invertir en nuevas tecnologías que salven el planeta y a nosotros.

Como cristianos, debemos rezar por ello. Rezar por salvar esta humanidad, que se destruye por sus disputas y rencores. Envidias y afán de poder. Y debemos perdonar aquellos que nos hacen daño y pensar que esta sociedad no tiene salvación. ¡La tiene! Hay que rezar por ella.

¡Mirad al otro! ¡Al que te pide! ¡Al vecino gruñón! ¡Al que huye de su país y sale a la mar en busca de fortuna! ¡Mira a tu alrededor y construyamos de verdad una nueva y mejor sociedad!

No tenemos otro planeta, ni otra vida que vivir. ¡Este es nuestro momento y nuestra vida! Hay que reaccionar, ya. Cada uno, con sus habilidad, debe ponerla a funcionar para que esto suceda.

Debemos salvarnos, para dejar un planeta mejor a nuestros hijos y enseñarles que unidos, siempre avanzaremos.

¡La paz de Cristo este con vosotros!

Ver. Agotamiento de los recursos naturales
Ver. Los recursos naturales se han agotado una semana antes que el año pasado

Relacionado

Vídeo del Papa Francisco Oremos por nuestros océanos

Que me falte todo menos su presencia. Vídeo de la semana

Feliz viernes a todos

hoy os traigo en el «Vídeo de la semana» Que me falte todo menos su presencia. Una hermosa canción, con una verdad como un templo, para todos aquellos que nos hemos visto verdaderamente solos y sin ayuda.

Que me falte todo menos su presencia, es una vivencia profunda de verse solo, sin que a nadie le importe lo que nos ocurra. Solo importa lo que el otro quiere, tu solo eres un instrumento de su fuerza o poder, dentro del grupo o estatus social, en el que esté.

Es una realidad, tristemente cotidiana. Que se repite en cualquier lugar de nuestra sociedad y que lo sufren hasta los niños, en el famoso «bulling». La fuerza, el poder, el ser, es la mayor tentación del hombre. Es donde este se realiza, cuando no hay nada más que esta vida.

Aquellos que la hemos sufrido, sabemos lo que es la soledad y el vacío y el sin sentido de la sociedad y buscamos un lugar donde podamos descansar y ser nosotros mismos. ¿Y donde podemos encontrar reposo?

Algunos se dan a las drogas otros se vuelven como aquellos que les oprimen, para calmar su sed de venganza. Pero los católicos, como yo, podemos buscar al Dios. Tener intimidad con él y contarle nuestras penas, en la oración diaria (laudes, vísperas, rosario).

Descubrir el amor de Dios, sobre todo lo que nos ocurre, nos salva de caer en la desesperación y en las drogas o en el ser. Saber que Dios está cerca y nos acompaña de verdad, es la única realidad que curará nuestro corazón herido y maltratado, si no queremos volvernos como aquellos que nos lo quitan todo.

Decir «Que me falte todo menos su presencia» es alabar a Dios ante el enemigo, cuando viene a golpearnos, en nuestra debilidad y en aquello que sabe, tenemos el corazón. Es defendernos de una realidad mucho más normalizada de lo que creemos.

Y en esta realidad, en la unión e intimidad con Dios, nos volvemos mensajeros de su obra sin quererlo. Mientras otros maldicen su vida y la de los demás y se burlan de Dios, nosotros lo alabamos y bendecimos, por todo cuanto nos ha dado.

Feliz fin de semana a todos. ¡La paz en Cristo!

Oremos por los jóvenes de África. Vídeo Papa Francisco de septiembre

En este mes de septiembre el Papa Francisco nos invita a rezar por lo jóvenes de África, para que puedan ir a la escuela.

El futuro de todo joven y persona es la formación. Por ello el Papa Francisco nos invita a rezar por los jóvenes de África, pues es un continente rico en recursos, pero pobre económicamente. Y si los jóvenes no puede realizar y terminar sus estudios ¿que futuro les espera.

Así que este mes, cuando tengamos un momento, hagamos una oración por ellos. Como lo hacemos por los nuestros.

Video del Papa Francisco para este agosto del 2018

En este mes de agosto, el Papa Francisco nos hace un llamamiento a todos en favor de la familia. Uno de los bienes capitales de la humanidad, que hoy en día está siendo dejada de lado.

Desde los inicios de los tiempos, el ser humano se a reunido en torno a su unidad familiar: padres, madres, hijos, abuelos, tíos, primos, nietos. Todos formaban una unidad para salir adelante en un mundo adverso.

Hoy en día los poderes politico-economico  no tienen en cuenta la importancia de esta unidad familiar. Por ello el Papa Francisco nos pide rezar por la situación de la familia en nuestro mundo actual.

¡Escucha las palabras del Santo Padre!