El vive. Vídeo de la semana. Cuaresma

Hola a todos y ¡Feliz cuaresma!

Hoy os traigo un vídeo muy acorde con el tiempo que estamos viviendo, la Cuaresma. Qué es un tiempo de reflexión y acercamiento a Dios.

¿Cual es el significado de la Cuaresma? Siempre hablamos de lo mucho que Dios nos quiere, porque a mandado a hijo a morir por nosotros. ¿Pero realmente comprendemos este acto de amor en cada uno de nosotros?

¿Qué Padre envía a su hijo a morir por sus otros hijos adoptivos, que están descarriados y haciendo de las suyas sin ningún orden? No pensaría mejor, quedarse con el hijo de sus ojos y darle lo mejor, mientras al resto los dejará que se destruyan libremente.

Pero no lo hizo. Dejó que su Hijo conociera nuestras debilidades y pasiones y las venció todas, una a una y engañó al príncipe de este mundo, al diablo, cuando lo clavaron en la cruz. Porque el diablo pensaba que había matado, aquel que le denunciaba de sus actos. Aquel que haría que su reino se destruyera. Pero Cristo una vez muerto resucito.

Y resucitó, por que Dios, no es un Dios de muertos si no de vivos. Por eso quiso rescatarnos de nuestros pecados y muerte profunda de nuestro ser a través de su Hijo. Y el signo visible, a los ojos de los creyentes es la resurrección de Jesús.

Otro misterio puesto a la vista de todos, pero solo aceptado por unos cuantos.

Y por que es un Dios de vivos, si nosotros estamos vivos con él, nuestra vida cambia. No podemos ser y hacer lo que siempre hacemos, por que entonces, ¿como mostramos que Dios está con nosotros?¿Como nos a vivificado, si nuestra vida no lo muestra?

De ahí la Cuaresma. Ahora es el momento de pensar en las tres tentaciones del desierto, que resume todas las tentaciones que tenemos en nuestra vida y ver y dislumbrar, cuanto nos ama Dios. Y prepararnos para la Pascua, que es la fiesta de la Resurrección de Cristo.

Y con su resurrección, resucitamos nosotros tambien. Pasamos de la muerte a la vida. Un misterio que solo se da en la Iglesia, a través de los sacramentos que esta nos regala, pues con ellos nos limpia los ojos de nuestro corazón, para que podamos ver nuestra realidad y descubrir a este Dios que tanto nos ama.

¡La paz de Cristo esté con todos vosotros!