fbpx
Todo lo perdi

Todo lo perdi

#VideoDeLaSemana con Generacion 12 #BarcelonaCatolica . Justo Marco

Hola a todos y feliz viernes

Hoy os traigo un vídeo muy sugerente a las puertas de empezar el tiempo de adviento. Se titula “Todo lo perdí” de Generación 12.

Podemos decir que Cristo, todo lo perdió por nosotros. Fué despojado de su dignidad cuando fué azotado y torturado y clavado en la cruz y finalmente perdió la vida por nosotros.

Siendo Hijo de Dios, nació en un pesebre, pobre, bajo el calor de los animales y porque sus padres no encontraron sitio para ellos en una posada. Nadie lo quería en este mundo. Era uno de muchos niños de padres errantes, sin hogar ni fortuna de este mundo.

Como muchas familias, hoy en día sin hogar, por no poder pagar una hipoteca o un alquiler, porque todos hemos perdido el norte y todo lo transformamos en beneficio propio. Es decir, dinero. Sin importarnos las consecuencias de nuestros actos.

“Todo lo perdi” menos a Dios, que es ese tesoro que encontramos en un campo y el cuál compramos a ese precio marcado por su dueño y lo vendemos todo para tener a Jesús con nosotros.

“Todo lo perdí” Lo estime en nada, solo por tener a Dios a mi lado. Para evitar que Jesús se marchase a otra parte. Que tuviera otro compañero de camino.

“Todo lo perdí” por el amor de mi vida “Dios” y me lance a los caminos predicando la buena nueva, el kerigma a todas las naciones. Sin importarme insultos, ni ultrajes. Porque todo lo estime en nada, solo por estar con él.

¿Aún no sabes lo mucho que Dios te quiere? ¿Lo has escuchado tantas veces y sigues pensando que esto pasó en otro tiempo, en otro lugar y que las cosas han cambiado demasiado?

Pero el ser humano se sigue moviendo por los mismos instintos básicos de siempre. El poder, el dinero, el ser, la comodidad, la sexualidad, el libertinaje y tantas cosas más. Pero se han olvidado del amor, del respeto a los demás.

El cristiano es el loco que vive su vida bajo otros intereses. Es aquel que destaca por su humanidad. Aquel pecador público que se convierte y cambia de vida. Aquel hombre, mujer y niño que va a la iglesia, para alabar y bendecir a Dios, Padre del Cielo y de la Tierra. Único Dios soberano.

Somos esos locos que nadie entiende, pero que ayudan en la medida de lo posible a los demás. Oh así deberíamos ser.

No olvidemos nuestros orígenes y si nos llaman locos y si todo lo perdemos por este Dios, no nos extrañe. Somos dignos hijos de su Padre.

La paz de Cristo quede con vosotros.





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
error: Content is protected !!