fbpx
Arde . San José

Arde . San José

#VideoDeLaSemana con Grupo Hakuna. «Arde. San Jose» #BarcelonaCatolica

Hola a todos y feliz viernes

Hoy os traigo un vídeo lleno de ternura por nuestro querido y tantas veces olvidado San José. Se titula “Arde, San José” y no quiere decir que San José arda. Quizás sería mejor decir que arde por la pasión de cuidar de su familia. Algo que todos los hombres del mundo deberíamos hacer.

Hay una frase que se repite en esta canción “Un simple carpintero tiene entre sus brazos a su Dios”.

Cuanta ternura hay en este gesto, de un padre hacia su hijo. Y cuánta confianza de nuestro Dios, hacía un hombre como nosotros. Pero es que San José es de la estirpe de David y por tanto, como la Virgen María, fué elegido para esto y formado para esto.

No os creáis que los padres de la Iglesia, eran simples personas. Ellos fueron escogidos por Dios y modelados por él, para que pudieran ser los padres en la tierra, de su hijo Jesucristo.

Cada vez me pregunto más, si estamos preparados, tanto hombres como mujeres, de nuestra sociedad, para ser padres, para formar una familia.

Hay grupos que hacen de la familia su pilar de fe, pero no hay enseñanzas de cómo ser buenos padres y madres y esposos. Nos dicen que debemos ser a semejanza a esta familia de Nazaret, pero no nos muestran como fueron. Cuáles son sus dones y las gracias que Dios derramó sobre ellos, para poder cuidar de su hijo.

Hoy deberíamos preguntarnos, qué dones y gracias nos hacen falta para cuidar y formar nuestros hijos, como buenos padres y madres. Como esos esposos que no buscan lo suyo, sino el bien de nuestra familia. Como fui testigo, tantas veces de la entrega de mis padres, hacia mi y mis hermanos.

¿Quién nos enseña a vivir así? No importa si es de solo un hijo o si eres padre de 15, la gracia es la misma. El amor que debemos expresar es el mismo, así como la entrega hacia el otro. Nuestros hijos y esposo o esposa. Pues nuestro individualismo, siempre luchará para imponerse y destruir nuestras familias.

Y como catolico, sabemos que solo podemos aceptar la familia creada con un hombre y una mujer. De ella derivan todas las demás familias, que ahora hay en el mundo. Pues todos quieren poder amar a su compañero y tener hijos a imagen de la familia tradicional.

Pero por algo Dios creó al hombre y a la mujer para complementarse, para que descubrieran lo difícil que es amarse y cuidar de sus hijos, si no tenemos a Dios en el centro de nuestras familias.

Una realidad que todas las demás familias viven, pero como desprecian a Dios, están solos, en sus fuerzas y en las fuerzas de esta sociedad, que dice que el amor no existe y que Dios es una patraña.

Pero en nuestro interior, la impronta de Dios que hay en todos nosotros, nos empuja a amar en todas direcciones y formar familias.

De una cosa estoy seguro, Dios nos quiere a todos, sin excepciones. No dejemos que pase de largo y acojamoslo en nuestros corazones. Y pidamos a nuestro querido San José, que arda en nosotros el deseo de formar una familia y cuidar, de veras, de ella.

La paz de Cristo con vosotros.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
error: Content is protected !!