Tan solo he venido. Vídeo de la semana

Tan solo he venido con Juan Luis Guerra

Buenos días a todos. Hoy os traigo una canción, que me a sorprendido, por quién lo canta y por la sencillez de su letra. Tan solo he venido de Juan Luis Guerra.

El otro día la descubrí y su melodía me llenó de paz y su letra hizo crecer en mi una oración, sencilla y sincera, como tantas veces me a suscitado los momentos que tengo de oración, en la cual me presento a nuestro Padre del Cielo, como un siervo limitado e inutil. Por que intentando ser blanco e inmaculado, descubro cada día que no lo soy.

Volviendo al canto nos dice «tan solo he venido a estar contigo, a ser tu amigo». Me transportaba a esos momentos en que uno entra en la Iglesia, abrumado por todo y solo espera recibir una palabra de aliento y el recogimiento que nos da el silencio de la misma y la liturgia, con sus canciones y palabras.

Solo hemos venido a estar con nuestro Dios, con Jesús, que es nuestra fuente de agua viva, en medio de todo este caos, que es ahora el mundo.

A ser tu amigo, a que te vengas conmigo a mi casa, en mi historia y estés a mi lado, día a día. Por que solo soy un ser humano, limitado, de barro. No soy perfecto, ni puro, como tú. Solo soy creatura tuya.

Por que solo somos parte de la creación. No importa lo que hagamos o lo que nos creamos que somos. Todos somos de carne y hueso. Todos pecamos, cometemos errores. Todos debemos saber y aprender amar y perdonar. Y esto solo lo encontraremos en Dios.

Jesús predicaba la palabra y curaba a los enfermos que venían a verle y muchos se quedaron con él, pues solo he venido a estar contigo a ser tu amigo. Ha escucharte y alabar a este Dios que te envió a nosotros. Que hizo a toda la humanidad, participe de su gracia y amor. Y que por ello somos hijos adoptivos. Pues los auténticos hijos, el autentico pueblo que Dios se reservo para él, en toda la humanidad, son los judios.

Por todo ello, nosotros debemos darle doblemente gracias. Y rogarle que en nuestro camino, del día a día, se quede con nosotros, sea nuestro amigo y nos hable del Padre. Que tan bien conoce.

Os dejo el vídeo. ¡La paz de Cristo con todos vosotros!