Dulce manjar. Vídeo de la semana.

Buenos días. Hoy os traigo un vídeo cantado por una monja. Algo que nos puede extrañar, pero también ellas pueden expresar su fe con el canto y eso hace esta hermana.

Dulce manjar hace referencia al cuerpo de Cristo, que en cada Eucaristía comulgamos. Quizás sin saber muy bien lo que estamos tomando y la importancia del mismo. Pues una vez consagrado el vino y el pan, se convierten en cuerpo y sangre de Jesucristo y por tanto nos hace participes de su divinidad y de la herencia del Hijo de Dios.

Por ello tomar el pan y el vino, lo debemos hacer con dignidad y sabiendo lo que estamos haciendo. Pues al tomar ambos, este dulce manjar, al disolverse y hacerse uno en nosotros, nos va cristificando.

Poco a poco nos va transformando en unas personas nuevas, dejando atrás lo que fuimos. Esto no es un cuento, como muchos nos dicen. Es una realidad.

Recordad cuantas personas, al tocar a Jesús cuando estaba vivo, se curaban de sus dolencias y enfermedades. Y nosotros, en la actualidad, no podemos tocar a Jesucristo, si no es con el vino y el pan, una vez consagrados.

Como resultado de ello, de sanar por causa de Jesucristo y por escuchar sus palabras, hay personas, como esta hermana que hoy nos canta, que dedica su vida a Dios y se convierte es su esposa. Como son llamadas todas las hermanas. Y otros en discípulos suyos, como el hermano que toca la flauta en el vídeo.

Otros nos dedicamos al servicio en nuestras parroquias y comunidades, otros se casan y tienen hijos, otros cantamos o se convierten en catequistas. Hay infinidad de respuestas a esta sanación y unión con el Padre y el Hijo. Tantas, como personas hay en el mundo.

Con este vídeo de hoy, Dulce manjar, os invito a reflexionar sobre lo que a cambiado vuestra vida, desde que estáis siendo sanados por Jesús. Y si vuestra vida no ha cambiado, es que quizás os resistís a la obra que Dios quiere hacer en vosotros y rechazáis la unidad con el Hijo y el Padre.

Vivir sin conocer al Padre, puede ser muy cómodo, por no tener que pedir perdón, porque creemos que podemos hacer aquello que deseamos, siempre que no nos pillen ¿Por qué tener conciencia en la actualidad?

La respuesta a todo ello, la tenes en como estais viviendo vuestra vida. Si sois realmente felices o no.

Que la paz de Cristo se quede con vosotros.