Si ves a mi amado. Vídeo de la semana

¡Hola a todos y feliz viernes!

Esta semana os traigo un vídeo, que es un ruego. Si ves a mi amado, es una suplica de aquellos que conocen a Jesucristo, han comido con él y han escuchado su voz, pero que ahora están perdidos por multitud de cosas.

La vida diaria, nos golpea y enseña a no confiar en aquello que no vemos o que recibimos como una herencia antigua. Pues en la actualidad muchos de los docmas en los cuales se cimentaba la cultura humana, se han descubierto que no eran verdad.

Pero detrás de muchas de ellas, hay una verdad, que en aquellos tiempos, solo se podía comprender a base de mitos o cuentos fantásticos. No teníamos la ciencia. Pero volvamos a lo que nos interesa.

Si ves a mi amado, es una oración de aquel que ya no ve a Jesucristo por ningún sitio y piensa que se a marchado de su lado. Y lo anhela, pues a sido su amigo y compañero durante algún tiempo y sabe que no hay nadie como él.

Y por ello ruega aquellos que lo siguen, que pida por él. Que le diga a su amigo que vuelva, que le diga «ven» y se pondrá en marcha.

¿Porqué esta suplica? ¿No es mejor vivir sin Dios y hacer lo que uno quiera?

Aquel que conoce a Jesús, sabe quién es y lo comunica a los demás, para que lo encuentren. No es un ser misterioso, ni místico. Es un hombre, como nosotros y sabe por lo que pasamos. Por eso, si lo buscamos con humildad y rectitud de corazón, lo encontraremos.

Jesús nos dice «venid a mi los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré». Este es el misterio que hay detrás de la suplica «si ves a mi amado» dile ¿donde estas?

¡La paz de Cristo esté con todos vosotros!