Aleluya de la vida. Vídeo de la semana.

Feliz día a todos.

¡Que difícil es decir Aleluya a la vida! ¡Qué difícil es bendecir a Dios por el mundo que nos ha regalado! ¡Qué difícil es bendecir a Dios por el don de la vida, cuando hay un gran desprecio por la misma y solo nos ocupamos de nosotros mismos!

¿Como vamos a decir «Aleluya de la vida», si nosotros mismos no creemos que nuestra vida es un regalo? ¿Cuantas veces hemos pensado en que estaríamos mejor en otra familia o si fuéramos de otra manera?

¿Cuantas veces no comprendemos el don de la vida, que Dios nos ha regalado, al nacer y vivir donde estamos? ¿Qué difícil es ver que nuestra vida es la mejor que podemos tener?

¿No te has preguntado si encajarías en esa familia que tanto deseas? ¿O en una sociedad diferente? Pero hay algo que pasamos por alto y es la estructura que se va formando en nosotros, desde que nacemos y que nos hace ser quien somos. Por eso, no encajaríamos en otro lugar.

Este vídeo es un canto a la vida. Un canto al Dios de la vida y a la hermosura de la vida y cantado por los niños, tantas veces menospreciados por los mayores, por culpa del dinero, de las ambiciones personales, de la situación social.

Aleluya de la vida, es dar gracias por todo cuanto tenemos. También por este planeta, que es nuestra madre. La que nos acoge en su seno. La que nos alimenta y ¡deberíamos cuidarla! Pero no lo hacemos preocupados por nosotros mismos.

¿Y como daremos gracia a Dios por este don de la vida, si estamos ocupados en hacer dinero, en prosperar o en edificar nuestra ambición? ¿Quién nos va a enseñar que esta vida es hermosa y buena de vivir a pesar de sus dificultades?

¡Tu, que te llamas cristiano y que deberías conocer este misterio, que es un regalo! ¿No lo conoces? ¡Entonces pídele al Maestro que te enseñe la hermosura de la vida y enamórate de ella!

¡Así un día podrás ser, tu también, parte de este coro que bendice con un Aleluya a la propia vida!

¡La paz de Cristo con todos vosotros!