Archivo de la etiqueta: siempre nuestro amigo

Siempre nuestro amigo

Buen viernes a todos.
Hoy empezamos una nueva andadura en este blog, que vamos a ir construyendo despacito y con buena letra.

Los video de la semana y sus comentarios serán publicados aquí, así como otras informaciones que crea relevantes.

El video de esta semana se llama Siempre nuestro amigo. Muchos de nosotros habremos oído decir que Dios no existe, que esto es una mentira. Otros por falta de fe, ante las adversidades de la vida, dicen que a Dios rogando pero con el mazo dando, o que Dios ayuda a los que se ayudan. Para decir que confían en sus propias fuerzas.

Hay una realidad en todo esto y es que Dios no lo vemos. Jesucristo murió hace muchos años y ya no está con nosotros. No lo vemos,  ni podemos palparlo. Ni escuchar sus palabras. Pero si estuviera aquí, quizás nos pasaría como a los que lo escucharon en su tiempo, lo crucificaríamos, por que no nos interesa lo que nos dice.

La realidad, es que Dios nos quier. Para el somos unicos, como un diamante y quiere que lo sepamos. Pero no nos interesa. Buscamos un Dios que se amolde a nuestras necesidades y no le dejamos que entre en nosotros.

Vamos a misa, escuchamos su palabra, comulgamos, pero nuestra vida es alejada de un testimonio real, porque no hemos descubierto a Dios como nuestro amigo.

¡Que fácil es decir «soy católico» y que difícil es demostrarlo! Porque no hay fe sin obras.

¿Y como descubrimos que Dios es nuestro amigo?. Es la pregunta que todos nos hacemos. ¿Como puedo abrir mi corazón a su palabra? Solo de una manera, meditala, degustala, preguntate porque te incomoda o porque te sientes arropada por la misma. Descubre tus debilidades y tus puntos fuertes y verás si Dios actúa o no.

Y si pecas, te confiesas o pides perdón y te levantas, para seguir adelante, sabiendo que Dios está a tu lado y no te va a dejar. La palabra que recibimos no es para ser oída y olvidada, sino para meditarla y guardarla en el corazón. Ya sea bueno o malo, seguro que te ayuda.

Solo tu puedes abrir tu corazón a Dios. Solo tu puedes abrir tu corazón a la palabra de Dios. Solo tu y nadie más que tu. Otros pueden darte el testimonio de Dios en sus vidas, pero solo tu puedes acoger a Dios y que este sea tu amigo.

La paz de Cristo con todos vosotros y felices vacaciones a todos.