Archivo de la etiqueta: que pase el mundo

Que pase el mundo. Vídeo de la semana.

Vídeo de la semana con Majo y Dan «Que pase el mundo»

¡Feliz viernes a todos!

Hoy os traigo un vídeo muy tranquilo y hermoso, tanto por el mensaje, como por la melodía, que nos recuerda un pasaje de la Biblia que nos dice «Aunque pase el mundo, mis palabras permaneceran».

¿Cuales son las palabras que Dios nos dio a través de su hijo y sus profetas? Amaos los unos a los otros, como yo os he amado. Una mensaje imposible de cumplir para el hombre egoista y amante de si mismo.

La humanidad siempre a tenido el mismo problema, el narcisismo. Mirarse a si mismo como alguien perfecto, que todo lo puede. Y este es el mensaje que hoy en día, se transmite por todos los medios.

Las fotos de gente popular son personas hermosas a la vista o exitosas o sencillamente populistas. Todo ello es reflejo de lo que la humanidad desea. ¿Pero que pasa para todos aquellos que no somos perfectos?¿Qué somos del montón?

Como nos dice la canción de hoy «andaba buscando, hasta que encontré tu amor» y una ves encontrado este amor, ya puede pasar el mundo, que yo, permanezco contigo.

El Señor se encuentra con nosotros en las pequeñas cosas de cada día, en nuestra cotidianidad. Siempre os digo que no hay que hacer grandes cosas, sino que en las pequeños hechos cotidianos, también está ahí Dios y se muestra su amor y podemos transmitir este amor.

Hacemos a Dios presente en la cercanía. En el tu a tu. En la hermosura de nuestra historia. Y el mensaje nos es «hoy te ayudo, para que mañana me ayudes». El mensaje es «Como Dios me lo a dado, gratis. Yo te lo doy».

Si experimentamos el amor de Dios en nuestras vidas, todas las trampas y mentiras en las que vive esta sociedad, se nos hacen presentes y nuestra vida cambia, si queremos seguir a Dios. Si queremos estar con Él aunque pase el mundo. Pues estaremos junto a Dios Padre, en la vida eterna.

Esta es la esperanza de todo cristiano. Nuestra vida no debe reflejar lo que refleja esta sociedad, si no el amor de Dios hacía nosotros y nuestra fidelidad a él.

Y este misterio se realiza a través de la fe, de la predicación continua, en nuestro día a día. No buscando el poder, el dinero, el éxito ante todo. Si no el bien del otro.

Hoy en día no nos faltan oportunidades de ayudar desinteresadamente a los demás. Hoy, con la pandemia, los cristianos, deberíamos brillar con más fuerza, para sostener aquellos que no tienen nada, que se quedan en la miseria por la falta de trabajo y dinero. Por la falta de que alguien les tienda la mano. Por la falta de misericordia en esta sociedad, que vive bajo el yugo de la ley y el dinero.

Hoy en día nos falta un corazón grande para amar. Y si nos hemos encontrado con Dios, seguro que nos llama a seguirlo en este nuevo camino. Y nuestras vidas reflejarán este cambio de actitud.

Que pase el mundo, que yo contigo viviré la eternidad.

¡La paz de Cristo esté con vosotros!