Archivo de la etiqueta: mediterraneo

Reflexión sobre el cambio climático y los muertos en el Mediterráneo

Hola a todos

En este tiempo de verano, llevamos varias semanas escuchando noticias sobre los cambios en el clima, debido a la actividad humana y como esta afecta a nuestro planeta.

Descubrimos la semana pasada que ya hemos agotado los recursos, que nuestro planeta puede soportar, para regenerarse.

Escuchamos que cada conferencia sobre la lucha contra el cambio climático fracasa, porque hay países grandes que no se suman, por el poder económico de los bloques económicos que rigen la economía mundial.

Vemos crecer el populismo, en países poderosos, que solo incitan al aislamiento de dicho país y el mostrarse fuertes hacía los demás.

Vemos como mueren en nuestro Mediterráneo, personas que huyen de sus países., buscando fortuna en Europa y esta les cierra las puertas. Los deja morir en nuestro querido y maltrecho mar.

¡¿Qué une todo ello?! El pensar solo en nosotros mismos. El pensar, como hace años, cuando creíamos que el mundo era enorme y no podríamos agotar sus recursos. ¡Seguimos pensando como a los principios del siglo pasado! Pero hemos olvidado, que ahora, nuestro planeta se ha hecho pequeño.

¡Si, es pequeño! Es una gran y maravillosa nave espacial, que nos lleva a sus lomos, a unas velocidades de vértigo, en un universo infinito. Ya casi no quedan lugares por explorar, ni misterios que resolver. Solo queda uno. ¡Como abrir nuestro corazón!

Muchos pensarán que la Iglesia, el la actualidad es caduca. ¡Que hay que reformarla! Pero su mensaje es actual y muy vivo. Porque la Iglesia nos llama, siempre, a abrir nuestros ojos y corazones al prójimo, a cuidar los unos de los otros. ¡A compartir y darse a los demás!

Y como no hagamos esto. Como no sepamos ver más halla de nuestros intereses de poder, dinero y ser. Nos autodestruiremos a nosotros mismos. ¡Ya lo estamos haciendo! ¡Las noticias de los efectos de la actividad humana en el planeta, son terribles y afectan a todos nuestros ecosistemas!

Si. Estamos averiando nuestra nave espacial. ¿Y luego qué? ¿Como vamos a reparar un ser vivo?

Aún estamos a tiempo. Falta que los poderes económicos empiecen a mirar hacía nuevas formas de hacer dinero, que nos ayuden a salvar la tierra y a la humanidad. Hay que cambiar el poder, el dinero, el ser, por comprensión, hermandad y unión. ¡Hay que rezar y actuar por ello!

La Europa se unió, hace ya años, para crear un lugar donde pudiéramos mercadear y viajar libremente. Pensamos que unidos, seríamos más fuertes y tendríamos más posibilidades. Y así a sido durante años.

Ahora los ingleses quieren marcharse, si o si, de esta Unión Europea. Pero esto les va a costar mucho más de lo que piensan. Porque siguen creyendo que solos les irá mejor. Pero esto no solo pasa a gran escala.

Miremos en nuestros templos o grupos de fe. Siempre hay alguno que quiere controlarlo, sobresalir e imponer su voluntad, disfrazándola de ser uno de los favorecidos de Dios. Pero lo que hace es olvidarse de lo que Jesús nos predicó. El amor y el perdón. La comprensión y la igualdad entre clases sociales.

Hay que mirarnos los unos a los otros y comprender que no podemos hacer nada como individuos. Debemos hacerlo como colectivo. Como un solo cuerpo, debemos impedir que este mundo se muera y nosotros con el. Porque si esto pasa, se acabará el dinero y todo lo demás.

Como personas podemos reciclar y obligar a nuestros políticos de nuestras ciudades, que transmitan aquellos que están en los diversos gobiernos, la necesidad de ayudarnos y la necesidad de invertir en nuevas tecnologías que salven el planeta y a nosotros.

Como cristianos, debemos rezar por ello. Rezar por salvar esta humanidad, que se destruye por sus disputas y rencores. Envidias y afán de poder. Y debemos perdonar aquellos que nos hacen daño y pensar que esta sociedad no tiene salvación. ¡La tiene! Hay que rezar por ella.

¡Mirad al otro! ¡Al que te pide! ¡Al vecino gruñón! ¡Al que huye de su país y sale a la mar en busca de fortuna! ¡Mira a tu alrededor y construyamos de verdad una nueva y mejor sociedad!

No tenemos otro planeta, ni otra vida que vivir. ¡Este es nuestro momento y nuestra vida! Hay que reaccionar, ya. Cada uno, con sus habilidad, debe ponerla a funcionar para que esto suceda.

Debemos salvarnos, para dejar un planeta mejor a nuestros hijos y enseñarles que unidos, siempre avanzaremos.

¡La paz de Cristo este con vosotros!

Ver. Agotamiento de los recursos naturales
Ver. Los recursos naturales se han agotado una semana antes que el año pasado

Relacionado

Vídeo del Papa Francisco Oremos por nuestros océanos