Me bastas Señor. Vídeo de la semana.

Hola a todos.

Hoy os traigo un vídeo fresco y sorprendente, pues es raro que en este tiempo de pandemia mundial, la gente salga al exterior a gravar. Pero todo el vídeo tiene un significado importante.

Me basta Señor, es una afirmación, en medio de las tempestades y dificultades que sufrimos, ahora, especialmente con el coronavirus. Pero también las que sufrimos durante toda la vida.

Por todo el mundo crecen las noticias de la crisis económica, del aumento de la pobreza y la desaparición de puestos de trabajo. Y todos pedimos ayuda a los gobiernos, como primera y ultima instancia. Y lo hacemos a través de solicitar dinero, techo y comida. Y los estados hacen lo que pueden.

Pero todo se va deteniendo poco a poco. El bienestar social a caído en picado, por todo el mundo. ¿Ha donde vamos a ir a pedir ayuda? ¿Como podemos aceptar la hambruna y la pobreza. La falta de techo y la soledad de ser pobre, de no poder enfrentarnos a las deudas impagadas?

Me bastas Señor, es la realidad oculta en los corazones de los cristianos, pero que se muestra a todo el mundo con nuestras obras. Distintas a las de los demás. Eso no significa que no suframos nosotros mismo las mismas penurias que los demás.

Pero en medio del sufrimiento, tenemos la oración, el rosario y la eucaristía, que nos va acercado a Dios, a intimar con él, a conocerle. Aunque todo te invite a lo contrario. A robar, buscar tu justicia, a gritar y exigir.

A mi me a pasado más de una vez, que me he visto solo ante mi historia. Sin ayuda, solo, dejado de lado y exigido a ser alguien que no soy. Y lo único que me a centrado y salvado de caer en la desesperación a sido la oración, la humildad de aceptar la realidad que me rodea y el poder entrar en la historia, pidiéndole a Jesús que sea mi compañero en este camino.

Y todo ello me ayuda a levantarme cada día y construir aquello que quiero y se que Dios quiere de mi.

Por todo esto, cuando escuché esta canción me alegró el corazón, profundamente y la vi ideal para estos momentos de angustia que vivimos y que vivo.

Solo me bastas Señor, es el fundamento, la piedra de un corazón cristiano. El resto: trabajo, familia, dinero, novios y novias, vienen por añadidura. Y centrados en el Señor, en esta piedra, todo tiene sentido.

Os invito a buscar primero a Dios y el resto vendrá a todos nosotros, de una u otra manera. Dios alimento a su pueblo durante cuarenta años en el desierto. Así que al pueblo, que realmente cree en Dios, el señor lo alimentará día a día, para mostrar a todos que Él realmente existe y está con los suyos.

La paz de Cristo esté con vosotros.